Ángeles: Bienvenido 2019

Acabamos de entrar en el mes de Enero, dejamos atrás diciembre  y con él empezamos un nuevo ciclo, una nueva etapa, con muchos cambios y expectativas, esperanzados a que todo lo que no ha estado bien en nuestras vidas, se vaya desvaneciendo ,  para dar pasa a todo lo bueno  que merecemos.

Este mes que acabamos de estrenar,  y entrando de lleno en la estación de invierno, hablemos en este articulo de todo lo que podemos hacer, para mejorar día a día. Lo primero que os voy a decir, es que agradezcamos a este año que se haya marchado, por todas las circunstancias, aprendizajes,  experiencias acontecidas, pues forma parte de nuestro camino terrenal, y que se nos brinde bendiciones, ilusiones, paz y esperanzas para este que ahora comienza, para que podamos cerrar ciclos y seguir avanzando.

Este mes nos acompaña estos ángeles especializados en ayudarnos cualquier día pero más en este mes…

Ángel Nemamiah: del 1 al 5 de enero. Es el ángel al que debemos acudir para solicitar el discernimiento que nos permita escoger acertadamente a las personas de nuestra vida. Su esencia nos ayudará a alejar a quienes ejercen una mala influencia y a los que no desean nuestro bienestar.

Yeialel: del 6 al 10 de enero. Nos otorga fortaleza mental para hacer frente a las situaciones difíciles con calma y sensatez, sin dejarnos llevar por las emociones descontroladas. La invocación de este ángel nos trae la paz ante las frustraciones y los ataques de cólera.

Harael:  del 11 al 15 de enero. Este ángel proporciona riqueza intelectual de forma activa, de forma que aprendamos de los demás y compartamos nuestros conocimientos con los que nos rodean.

Mitzrael: del 16 al 20 de enero. Debemos contactar a este ángel cuando busquemos la reparación, con el sentido de equilibrar justamente los vínculos con los que nos rodean. Traerá la curación emocional y equidad en nuestras relaciones.

Umabel: del 21 al 25 de enero. Afinidad, amistad y analogía son las esencias de este ángel. Su intercesión suaviza los roces y fortalece los vínculos emocionales. También presta su ayuda para encontrar las personas que persigan nuestros mismos objetivos.

Iah-hel: del 26 al 30 de enero. Es el ángel que otorga afán de saber. Gracias a su inspiración se desvela la verdad al que la persigue y consigue paz de espíritu el que busca la introspección como camino hacia el descubrimiento interior.

Anauel: del 31 de enero al 4 de febrero. Su invocación permite la percepción de la unidad, la comprensión de que formamos parte de un TODO. De esta manera se liman las diferencias y se encuentra el espíritu colaborador para trabajar hacia el crecimiento de forma global.

Vamos a seguir contando con millones de ángeles para nuestra ayuda, y siempre contamos directamente con nuestro ángel guardián, que nunca se separa de nuestra vera, y va a estar con nosotros, hasta que tengamos que partir a la espiritual, y seguirá acompañándonos, pues nunca nos soltará la mano….Arcángel Rafael, de los viajes y la sanación, nos dice hoy: Perdona y libera

El perdón va más allá de una simple acción de aceptar una disculpa. Perdonar es ser compasivo con el otro y ver la situación con los ojos del amor incondicional de Dios. El corazón de cada ser humano guarda miedos y tristezas. El acto consciente o inconsciente de herir a otros es solo una manifestación de esos miedos. De tristezas muy profundas que desconocemos.

Pregúntate: ¿Qué miedos habitan en el corazón de esa persona que te hirió? ¿Qué guardará su alma?

Solo mirando con compasión a tu prójimo podrás ver la situación con la real perspectiva del perdón.

Cuando logras perdonar, logras liberarte de la rabia, la ira y el rencor. Mantener esos sentimientos dentro de ti genera bloqueos mentales, emocionales y físicos. Para abrir la conciencia del perdón, el Arcángel Rafael te invita a pedirle con intención que te asista en comprender el aprendizaje y la responsabilidad de asumir tus procesos con compromiso.

Recuerda visualizarte en una burbuja de luz verde esmeralda cuando te invadan sentimientos de dolor.

Con todo mi cariño vuestra amiga Nora Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *