Ángeles de Vinculación

Noviembre llega sin pausa y sin prisa, me encanta contaros que es un mes, que está en medio del otoño y el invierno, un mes para reforzar nuestros pensamientos, podemos aprovechar esta energía.

Sobre todo, aprovechando las mañanas, ya que las noches llegan muy pronto.

Hoy quiero hablaros de unos Ángeles que nos ayudan a acercarnos más a grupos y personas, pues estamos en etapas de mucho individualismo, y es necesario en estos momentos comunicarnos de muchas maneras, aunque por esta pandemia que estamos viviendo, nos aleje de la unión física, y podemos utilizar nuestra energía espiritual.

Os invito a llamar a los ÁNGELES DE VINCULACIÓN

Así como todos tenemos Ángeles personales que nos han sido asignados (Ángeles acompañantes o de la guarda) todas las relaciones tienen también Ángeles guardianes. Estos ayudantes celestiales provienen de una clase de seres llamados Ángeles de Vinculación o Coordinación.

Cada pareja, cada amistad tiene uno, cada equipo de trabajo, cada familia. Su presencia es cálida y reconfortante; hace que nos sintamos abrazados y a salvo. Como su campo energético es más grande que el nuestro, nos expanden, abriéndonos a mayores posibilidades de comunicación con otros. Ese enorme campo energético nos incluye también a nosotros, junto con nuestros guardianes personales; por eso no corremos peligro al aventurarnos más allá de cualquier vacilación o timidez que pueda inspirarnos alguien.

En cualquier relación hay tiempos buenos y tiempos en los que surgen problemas o conflictos. Estos pueden ser preocupantes, pero en verdad nos ayudan a crecer y a curar problemas que nos acompañaron toda la vida.

Toda relación en la que entramos se basa, hasta cierto punto, en las primeras relaciones que jamás hemos tenido: con nuestros padres. De ellos aprendemos patrones de relación, tanto buenos como malos. Si examinamos lo que no está funcionando en una relación actual, con el objetivo consciente de identificar nuestros modelos negativos, en vez de culpar al otro, tenemos la oportunidad, no sólo de recomponer la relación, sino también de curarnos nosotros mismos.

Cuando trabajamos con los Ángeles de Vinculación, expandimos nuestra capacidad innata para la felicidad y la comunicación sincera. Si hay tensiones o malentendidos, convocar a los Ángeles de Vinculación allana los puntos escarpados y facilita la reconciliación.

Aparte encontrarás un ejercicio para sintonizar tus Ángeles comunicantes, para que puedas hablar con ellos cada vez que necesites algo más de luz en una relación.

Puedes ponerte en contacto con el Ángel de la Vinculación cuando estés en un momento tranquilo de las relaciones para expresar tu gratitud. Si la relación se torna espinosa, no olvides reconectarte.

También puedes utilizar esta sincronización cuando estés lejos de la familia o los amigos y desees conectarte con ellos en un plano energético. En el trabajo y en proyectos conjuntos, si otros han aprendido también a hablar con sus Ángeles, este ejercicio puede mejorar notablemente el trabajo y ayudar a que todo marche de manera más fácil, eficiente y creativa. Una manera especial para comunicarte con ellos, antes de dormir pídeles que te hablen en sueños, que te ayuden en algún problema que tengas y que te pongan a personas que te ayuden a solucionarlo. También puedes ofrecer una velita rosa clarita y unas flores amarillas, para que te iluminen y te aporten sabiduría. 

Os dejo un post, para agradecer a universo y pedir a los maravillosos ángeles que nos acompañan. 

Pide al universo y a los cuatro elementos

Que el AIRE
se lleve todo lo negativo, para
que mi equipaje sea liviano
y poder a las alturas
del Amor, Salud y Abundancia.

Que el AGUA,
lave mis tristezas, limpie mi
dolor y purifique mi esencia:

Que el FUEGO,
Queme y transmute mis miedos
para subir mi vibración y elevarme
en la Luz Sagrada.

Que la TIERRA,
me enraíce en la naturaleza para
amar a todos los seres vivos y
recordar mi verdadero ser,
rompiendo programaciones que
no me dejan despertar, crecer y
dar frutos.

espero que os guste este artículo, un saludo de vuestra amiga Nora Medium.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *