COVID-19 esconde un regalo

Doy, como no podía ser de otra forma, tengo que hablar del COVID-19 y la situación que está provocando. Seguro que ya han leído de todo y están “sobre informados” sobre este dichoso bichito. Porque otra cosa no pero en las últimas semanas hemos consumido una cantidad de información bestial. En estos días las redes y medios de comunicación están siendo el centro de nuestras vidas.

No voy a hablarles de cómo se contagia y las mediadas a seguir, ni a que grupos afecta ni cuáles son sus síntomas,  ya que considero que a estas alturas todos conocemos estos datos. Sin embargo, sí que quiero volver a informarles de lo que a mí, como facilitadora emocional, me compete.

Como es de suponer lo más importante ante un patógeno externo como este es que nuestro SISTEMA INMUNITARIO este FUERTE. Para que esto sea así, todos  los que nos dedicamos a ayudar a las personas a sentirse bien como: médicos, enfermeros, terapeutas y un largo etc, hacemos una serie de recomendaciones, que aunque obvias, no dejamos de repetir porque sabemos que todos somos bastante perezosos a la hora de llevarlas a cabo y estas son:

  • HACER EJERCICIO (por lo menos 4 veces en semana por lo menos durante una hora.
  • COMER SANO (80 % verduras y frutas, intentar evitar el azúcar)
  • DESCANSAR (entre 7 y 8 horas no más, necesario para el proceso de regeneración)
  • ESTADO EMOCIONAL POSITIVO (La meditación es una gran herramienta)

Y es en este último punto donde os puedo ayudar. Mantener ese estado emocional positivo en estos días es todo un RETO. Y lo es para todos; para los que nos  tenemos que quedar en casa como niños, trabajadores, empresarios, y un largo etc, muchos de ellos con un coste económico muy importante. Para los que tienen que tienen que ir a trabajar arriesgándose a contagiarse aunque les gustaría quedarse en casa con sus familias pero son valientes con su compromiso de cuidar de los demás como servicios básicos, empleados de supermercados, transportistas, trabajadores de la alimentación, personal sanitario…y todos aquellos que nos permiten estar confinados. Y por supuesto, que es un toda una proeza para las personas enfermas y sus familiares y para aquellas personas que han perdido un ser querido sin haber podido despedirse.

Sin embargo, se puede lograr SER POSITIVO, solo hay que saber en qué enfocarse, lo explico a continuación.

Creo que la VIDA ES UNA GRAN MAESTRA, y todo pasa para algo, y hay que aprovechar toda esta experiencia para aprender de ella. Debemos darnos la OPORTUNIDAD para tomar conciencia de lo que es de verdad importante…EL AMOR….si el amor, en su más amplia manifestación. Si os dais cuenta lo esta llenando TODO, porque eso es lo que llevamos dentro, y SI, solo lo solemos sacar cuando las cosas se ponen difíciles. Todos estamos MANIFESTANDO AMOR,  y nos hemos tenido que PARAR para poder hacerlo, hasta con nuestro planeta TIERRA, me emociono todos los días con los ACTOS DE AMOR que veo a mi alrededor, son tantos que no sería justo nombrarlos porque me olvidaría de alguno, eso os lo dejo a cada uno de vosotros.

En definitiva siento que la HUMANIDAD se enfrenta a un gran DESAFIO, podemos aprovechar esta situación para reflexionar y entender que si podemos hacer de este mundo un sitio mejor para nuestros hijos…AMANDO…lo sabemos hacer, QUE NO SE NOS OLVIDE…esto que está ocurriendo trae un REGALO que es descubrir que  todos somos PAZ Y AMOR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *