El Delta del Río Vélez y Toscanos

El Delta del Río Vélez constituye una superficie de unas 13 hectáreas de dimensión de clima mediterráneo subtropical. Se trata de un clima muy árido y seco debido al escaso nivel de precipitaciones, lo cual propicia la coexistencia en este medio de numerosas especies avícolas como el flamenco rosa, la garza imperial, la cigüeña negra, el pato colorado o la gaviota de Audouin, entre otras.

De entre las especies marinas tenemos que destacar la anguila o el barbo. El clima del Bajo Vélez se hace aún más seco por el excesivo uso que a lo largo de los años ha ido ejerciendo la mano del hombre para la actividad agropecuaria. De esta manera, el río no tiene un curso fluvial natural sino totalmente controlado por la presa del Pantano de La Viñuela que lo usa como vía de desagüe ante períodos de excesivas lluvias. Actualmente nos encontramos un delta excesivamente alterado por la mano humana.

Es por ello que nos encontramos plantaciones agrícolas demasiado próximas al río, parajes bastante deforestados y yermos ecológicamente, y lo que es aún más penoso, zonas de vertidos de residuos y escombreras. Antaño con la ocupación fenicia podíamos encontrarnos otra imagen bien diferente de lo que fue el río, ya que el Vélez como tal no era un río. Reseñamos anteriormente cómo era la configuración del Río Guadalhorce en la época fenicia. Más que un río, era un entrante de agua hacia el interior, es decir, una ría. El curso del agua era del mar al interior y por tanto la circulación de los barcos era la misma.

El Río Vélez tenía esta misma configuración y aseguraba un auténtico bosque verde mediterráneo de recursos para los fenicios. Esta posibilidad fue la que propició el asentamiento de uno de los yacimientos más importantes de la historia del mundo fenicio en nuestro país e incluso en el resto del continente por la antigüedad de sus vestigios. Se trata del yacimiento de Toscanos.

Fue descubierto en 1961 en la desembocadura del río cuando se realizó una excavación para unir la vía férrea entre Vélez-Málaga y Málaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *