Nuevos comienzos en septiembre 2018

Empezamos a dejar esta época estival como es el verano, pero todavía nos queda mucha luz y mucha energía que nos da vida.

Nuevos comienzos, nuevos principios, retos y todo vuelve a comenzar. Agosto fue un mes para parar, descansar, buscarnos y encontrarnos a nosotros mismos, para que fluyan proyectos; ideas, estudios y todo lo que queramos crear, lo podemos conseguir. Es muy importante tener confianza en ti mismo, en tus ganas de avanzar y de luchar. Todo cambio es positivo, porque siempre nos deja una lección para nuestro aprendizaje.

Es muy bueno cambiar, mover esa energía para que no se estanque, pues la sensación de parón o paralización no es para nada buena, nos deja agotados física y psicológicamente (y qué decir de la parte espiritual). Así que me gustaría darte algunas ideas este mes de septiembre para que todo te sea más sencillo, más fácil, y que emprendas tus proyectos con luz espiritual. Comienza dando las gracias por todo lo que te ha pasado estos meses anteriores, Bueno o no tan bueno, te están enseñando algo que debes aplicar o aprender en tu vida. A veces se repiten las lecciones porque no logramos entender qué nos están diciendo.

Así que para, reflexiona y escucha las señales con atención. Si ves que necesitas cambiar algo y no puedes, pide ayuda al arcángel Zadquiel para que te guíe. Ten confianza en el estudio o cambio que necesitas hacer. Pide ideas y claridad a nuestro amigo el arcángel Jofiel. Y para que no pares en tu empeño y todo te salga bien, protégete con el gran arcángel San Miguel. Ordena tu espacio, sea habitación de casa o trabajo y empieza a mirarte por dentro y por fuera.

Tú eres tu mejor o peor enemigo. Sueña, haz planes a corto plazo, visualiza la situación que quieres tener y pide apertura para tus avances al Arcángel Uriel. Con el amor universal podrás conseguir todo lo que sea para tu bien y el de los demás. Sé siempre positivo; la negatividad es un muro muy grande que no te dejará avanzar en nada. Es más, no dejes ni siquiera darle un sitio en tu mente, pues le encanta quedarse y ponernos todas las trabas posibles, así que cuenta con los ángeles de luz.

Llamamos con humildad, dándole las gracias por adelantado. Tus caminos empezarán abrirse poco a poco y te encontrarás a las personas y situaciones adecuadas para tu bien. No temas a nada ni a nadie, confía en ti y ocupa tu tiempo en cosas y personas que merezcan la pena, y selecciona lo que ya no vibra contigo, sean situaciones, cargas o amistades, porque no puedes cargar tanto la mochila. Lo mejor, soltar, perdonar y fluir, y deja que los ángeles de la paz te arrojen y se lleven todas tus cargas.

Mimarte, ocuparte más que preocuparte, es lo ideal; acepta lo que eres y cómo eres, y si necesitas cambiar, que sea para mejorar y hacerte feliz.

Porque todos los días merecen la pena. Por muchos baches y piedras en el camino, después de las noches oscuras llega el sol con su luz. Y nacemos con cada amanecer, con cada oportunidad que la vida nos brinda, porque el día a día y los instantes siempre merecen la pena.

Vuestra amiga Nora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *