¿Pero por qué debemos entrenar con juegos?

En nuestro artículo anterior decíamos que nuestro entrenamiento debía parecerse más a un juego que a un trabajo, pero sólo hay que darse una vuelta por diferentes entornos donde la gente entrena y comprobaremos que para muchas personas lo que están realizando en un plan de trabajo. ¿Por qué el juego?

ATENDIENDO AL MODELO BIOSPICOSOCIAL, es indudable que el juego va a tener mayores efectos A NIVEL PSICOSOCIAL que un entrenamiento o terapia que use el movimiento como un trabajo, con mucha frecuencia con tareas repetitivas por series y repeticiones (3×10 y esas cosas que ya sabéis, que se centran en entender el cuerpo como una máquina sin cerebro que debe repetir movimientos) …. lo malo no son las series, ni las repeticiones, lo malo es que sean movimientos “repetidos” …. El colmo, que te digan que tienen una “rutina” de entrenamiento que llevan años haciendo.

A nivel biológico también el juego puede ofrecernos ventajas importantes, especialmente ATENDIENDO A PARÁMETROS FISIOLÓGICOS: Disfrutar de una actividad tiene efectos diferentes a nivel fisiológico y psicológico, el estado emocional afecta al organismo principalmente a través de tu sistema nervioso y endocrino. Una misma actividad que en vez de motivante y relajante te produzca aburrimiento y estrés va a tener consecuencias muy diferentes sobre la salud. Disfrutar o no de la actividad puede provocar que se libere más o menos cortisol, más o menos endorfinas, más o menos sustancias proinflamatorias…. Las emociones son químicas, y la química afecta a tu cuerpo.

ATENDIENDO A CRITERIOS DE APRENDIZAJE MOTOR: Es curioso que los animales más inteligentes, con mayor capacidad de adaptación sean los que más juegan. El juego implica variabilidad, probar maneras distintas y creativas de hacer las mismas funciones y descubrir nuevas capacidades, lo cual ayuda al cuerpo y a la mente a adaptarse al mundo, especialmente cuando las demandas son variables e inesperadas; es indudable que el juego es potencialmente una súper herramienta sobre la neuroplasticidad

Multitud de estudios demuestran que el aprendizaje motor se potencia con atención plena sobre focos externos a nuestro sistema, con feedbacks de resultados inmediatos e interferencia contextual… y el juego te lo ofrece todo.

ATENDIENDO A LAS CIENCIAS DEL DOLOR

El juego ayuda a centrar el foco de atención fuera del área del dolor, facilitando la tarea de desacoplar movimiento-dolor cuando pueda ser necesario. El juego facilita el reparto del estrés local, lo contrario que tareas repetitivas que han demostrado ser lesivas. Gracias a su carácter exploratorio ayuda al sistema a percibir como seguros determinados movimientos que inicialmente se percibían como amenaza.

Si debemos ir de la biomecánica al juego, ¿eso quiere decir que nos podemos olvidar de la biomecánica? ¿O que ya no es tan importante? Ciertamente no. En nuestro próximo artículo os hablaremos de que la biomecánica y el juego pueden ir de la mano, y si estamos hablando de lesiones, deben hacerlo.

SOMOS MOVIMIENTO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *